Bienvenido, visitante! [ Registro | Iniciar Sesion

Afilando el hacha, la importancia de la capacitación continua

Capacitacion Continua 9-Sep-2011

sharpen-the-axe

Afilando el hacha

Autor: CPC y MI Juan Gabriel Muñoz López *

Estimados lectores:

Quiero compartir con ustedes la parábola del leñador y su hacha que aún y cuando es conocida por más de alguno, siempre debe estar presente en nuestra actitud de vida. Espero refresque nuevamente su memoria y los que aún no la conocían la hagan suya en adelante.

Cierto día, un hombre vagaba por un frondoso bosque -alejado de las situaciones banales de la vida-, respirando el fresco aire del ambiente, a lo lejos; el verde de los pinos hacía gala de color y la naturaleza lucía esplendorosa.

A pesar de la tranquilidad que se expresaba en la creación de ese maravilloso paisaje, un sonido a lo lejos llamó poderosamente su atención, al inicio, el golpe se escuchaba metódico, con compases y conforme se iba acercando para investigar que era, el golpeteo iba in crescendo, adquiriendo tonalidades dramáticas y desenfrenadas.

Al llegar al punto de donde provenían los sonidos, se percató de la desesperación de un hombre que con su hacha trataba de derribar un frondoso pino sin mucho éxito. Era tal la desesperación de aquel pobre hombre, que el viajero trató de mitigar la molestia del leñador iniciando un diálogo en pos de su tranquilidad.

¿Qué haces, estimado leñador? -pregunto en un tono afable-, ¡No me distraigas!, ¿qué no ves que pierdo tiempo en la charla? ¡Debo derribar este pino a como de lugar¡, nuevamente el viajero, le preguntó: ¿Cuantos golpes llevas en el intento?, la respuesta del leñador fue: ¡cientos! -con voz de cansancio y enfado- y no veo para cuando terminar mi labor.

Al percibir la desmotivación del leñador, el viajero le solicito revisar el hacha comentando lo siguiente: Estoy convencido de que si "afilas el hacha" podrás obtener mejor resultado. Absorto por la sugerencia y en actitud de incredulidad, el leñador le espetó: ¿Qué sabes tu de la "técnica"? ¿Esto que me sugieres me podrá servir?, ¡Por supuesto! -contesto el viajero- observa y descansa mientras "afilo tu hacha".

Pasaron alrededor de 15 minutos para realizar el proceso sugerido. Cuando estuvo lista el hacha, el viajero la entregó al leñador y lo invito a continuar con su labor convencido de que obtendría mejores resultados. Presto a seguir con el objetivo y una vez descansado, el leñador con fuerzas renovadas y confianza en su nuevo amigo, asestó sus mejores golpes y derribó en tres intentos aquél majestuoso pino. Agradecido por el sabio consejo de su nuevo amigo, lo invitó a su casa para cenar con su familia y la amistad en adelante; fue el común denominador de estos personajes.

Pues bien estimados lectores, el leñador somos cada uno de nosotros, el hacha nuestra iniciativa y actitud en la vida, el viajero es la capacitación que debemos procurarnos día a día para con ello, tener los elementos suficientes para llevar a cabo nuestras labores y actividades cotidianas con una mayor eficiencia, sin demoras, sin reprocesos.

"Afilar el hacha" es detenernos en la vida para tomar un curso de capacitación/actualización, aprender nuevas técnicas que nos permitan tener eficiencia y calidad en nuestras labores, en increíble que a pesar de que la capacitación es una herramienta efectiva de crecimiento personal y laboral, la mayoría de las personas la considere como una "pérdida de tiempo" y deje pasar la maravillosa oportunidad de superarse como seres humanos.

Detengan sus actividades "15 minutos" para adquirir el conocimiento y/o habilidades para la siguiente labor, de lo contrario su "hacha" permanecerá "chata" sin filo y en éstas épocas de gran competencia y diversidad de servicios, los mejores preparados son los que tienen las mejores oportunidades de crecimiento.

¡Prepárense para los nuevos retos de la profesión y de la vida, "afilen" su hacha!.

Saludos cordiales

CPC y MI Juan Gabriel Muñoz López

Twitter: @gabriel_fiscal

Sitio del autor: http://elcoachingdebolsillo.blogspot.com

Dejar una Respuesta

  • La capacitación continua te ayuda a saber "que tuerca apretar"

    por en 22-Sep-2011 - 0 Comentarios

    Apretar la tuerca adecuada Autor: CPC y MI Juan Gabriel Muñoz López * Consultor fiscal, capacitador y conferencista. Estimados lectores: Reciban un cordial saludo y a la vez la reflexión de esta semana que tiene que ver con la capacitación continua y su aplicación a la vida diaria de las empresas. Espero que sea de […]

  • Trabajo en equipo bajo un liderazgo verdadero.

    por en 11-Sep-2011 - 0 Comentarios

    Autor: Oscar Javier Salinas www.ssgtnet.com.mx El trabajo en equipo es un proceso estricto y lleno de retos, pero muy satisfactorio. Con la integración de unos a otros se aprende y se crece. En equipo nos retroalimentamos del que sabe, del que no sabe y del que más sabe; todos aprendemos y desaprendemos. Se hacen menos […]

  • Afilando el hacha, la importancia de la capacitación continua

    por en 9-Sep-2011 - 0 Comentarios

    Afilando el hacha Autor: CPC y MI Juan Gabriel Muñoz López * Estimados lectores: Quiero compartir con ustedes la parábola del leñador y su hacha que aún y cuando es conocida por más de alguno, siempre debe estar presente en nuestra actitud de vida. Espero refresque nuevamente su memoria y los que aún no la […]

  • ¿El vaso medio vacío ó medio lleno? La clave es la actitud.

    por en 12-Sep-2011 - 0 Comentarios

    “EL VASO MEDIO VACÍO O MEDIO LLENO” Hace muchos años había un anuncio en televisión, si no recuerdo mal del periódico Excélsior, donde un actor ponía un vaso con agua a medio llenar y hacia una analogía de la forma de ver las noticias sobre los aspectos positivos o negativos, señalando “el vaso puede verse […]